María y Alejo
Familia que elige Montessori
Hay varias cosas que nos encantan de la metodología Montessori: el hecho de que permita a los niños aprender conforme a su nivel de desarrollo, paulatinamente, sin exigencias artificiales. La crianza en entornos con niños de distintas edades, que les permite aprender unos de otros, hacer crecer su empatía y su paciencia, verse a sí mismos crecer, y utilizar los materiales a veces incluso desde la perspectiva del q enseña (porque los mayores quieren ayudar a los pequeños). La gestión de los conflictos y de las emociones y la creación de herramientas emocionales para enfrentarse a distintas situaciones. Esto ha hecho que la clase de Lola haya llegado a ser un entorno precioso, en el que todos los niños conviven y se quieren... Y lo expresan. Además de que los materiales son preciosos, y a nosotros como padres nos han enseñado esos materiales incluso a entender un poco más cómo funciona el aprendizaje y cómo establecer bases sólidas para futuros procesos.
Abrir chat